Joaquín Lera “Sobreviviremos a esta década mortal aunque nos lo estén poniendo muy difícil “

Por Chema Gómez Hontoria

 

El martes 8 de abril de 2014 tendrá lugar, en la Sala Manuel de Falla de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) la presentación de los nuevos trabajos de Joaquín Lera, el libro de poemas cartas a Maitena prologado por Luis Alberto de Cuenca y el Cd-Dvd con 23 canciones La cuna del agua prologado por Luis Eduardo Aute.

 

Hablar con Joaquín siempre es un lujo, y si hablamos de temas como la música y la poesía la experiencia se convierte en una experiencia edificante.

La excusa perfecta para hablar con él es la publicación de su nuevo trabajo que como viene siendo costumbre en él abarca varias facetas, en este caso poesía, música e imagen. Son trabajos independientes pero que comparten varias cosas, en ambos casos no nos vamos a saltar los prólogos, que es lo que se hace normalmente, ya que son todo un lujo, el poeta Luis Alberto de Cuenca prologa el libro y Luis Eduardo Aute el Cd-Dvd. La edición en ambos casos es exquisita gracias al buen hacer en el caso del libro de Alicia Arés, editora de Cuadernos del Laberinto. Joaquín ha compuesto, interpretado, arreglado todas las canciones del Cd-Dvd en solitario, con la excepción de de la colaboración de Javier Paxariño en el saxo. También, no podía ser de otra manera, se encarga de todo el proceso en los videos, realización, guion, producción. Y todo junto, bien mezclado en una coctelera, nos da como resultado un trabajo exquisito en el que encontramos a un Joaquín que mezcla los poemas  «de destrucción masiva» con otros temas más intimistas, solidarios y, no podía dejar de decirlo, que nos propone un viaje a Honolulu si en algún caso necesitamos buscar otro destino para huir de la crisis.

-¿Los libros de poemas siempre son intimistas pero Cartas a Maitena todavía un poco más, cual es el origen, la chispa inicial de este libro?

El libro Cartas a Maitena se empezó a gestar en Buenos Aires  durante mi estancia en esa maravillosa ciudad. El primer poema se convirtió más tarde en canción y también en un vídeo-clip incluido en el trabajo: El viajero invisible. Se llama precisamente así Buenos Aires. Después y durante varios años se fueron gestando los demás poemas. Es un libro de amor y desamor, versos sacados de lo más profundo de mi alma. En el libro hay poemas escritos en prosa, un par de haikus, varios poemas a los que he llamado sortilegios que son parecidos a sonetos pero sin medida exacta, pensamientos, y varias letras de canciones incluidas en mi último trabajo discográfico y audiovisual La cuna del agua.

¿Estás satisfecho con el libro?

Sin dudarlo, humildemente creo que es el mejor libro que he escrito hasta la fecha

He tenido la suerte de que se publiqué en la prestigiosa Editorial Cuadernos del Laberinto  que dirige Alicia Arés con maestría y un cuidado diseño. Está teniendo muy buena acogida entre la gente. Algo que me llena de orgullo. Además contar con el apoyo de Luis Alberto de Cuenca que ha escrito el prólogo, para mi uno de los mejores poetas de los últimos tiempos, ha sido muy estimulante.

Recientemente estuve en Portugal donde la escritora, traductora y periodista lusa Pepita Tristao, después de entrevistarme y leer el libro me comunicó que le encantaría traducirlo al portugués porque le ha encantado. Para mí como entenderás un privilegio añadido.

-¿Crees que se puede escribir poesía, crear en general, si se tiene un amor estable, una vida estable en general o el arte surge de una carencia?

El Arte es una terapia para el creador. Creo sinceramente que el estado de ánimo influye a la hora de ponerte delante de una hoja en blanco. Raro es el día que no sentimos en nuestros adentros alguna carencia, sobre todo las de los seres queridos  y cercanos que se han ido y siempre están latentes dentro de nosotros. La estabilidad emocional bajo mi punto de vista te ayuda a escribir poemas más liricos y positivos, donde la musicalidad se acentúa en cada una de las frases que escribimos como si de una partitura se tratase. Cuando uno está bajo de moral o más receptivo ante los problemas sociales que nos rodean surgen las miserias y los poemas de destrucción masiva, pero en mi caso son los menos aunque alguno hay en este libro. Sin amor el mundo se queda vacío y es entonces cuando las lágrimas se vierten sobre el papel.  Cuando el amor es correspondido los poemas se convierten en un canto a la vida y el cerebro funciona de una forma armónica ayudándote a jugar con las palabras y que estas fluyan dando paso a la belleza.

Los amores estables son como aves pasajeras, como la primavera y el otoño. Hay días buenos y días malos. Lo que no se puede es vivir sin amor. Entonces creo que no podría escribir ni una letra, ni hacer una canción.

Pero el amor empieza por quererse a uno mismo, aunque suene egoísta. Para poder querer a los demás con sus defectos y sus virtudes es indispensable querernos a nosotros mismos. Entonces las ideas adquieren matices difíciles de alcanzar  y la poesía se convierte en un vínculo extraordinario sea cual sea el estado en que nos encontremos. El amor y el desamor son ecos  de un mismo coro que nos invitan a crear y como te decía al principio una terapia universal. Todos deberíamos escribir para soltar nuestras miserias y convertirlas en acuarelas de lindos colores o viceversa.

-A primera vista el cd+dvd y el libro nos hace recorrer el mundo de Lisboa a Buenos Aires, ¿crees qué es importante para un artista conocer otros lugares, otras culturas?

Viajar y conocer otras culturas siempre enriquece. Nos aleja de la rutina y nos ayuda a limpiarnos y empezar de cero. Tanto Lisboa como Buenos Aires son ciudades hermosas en las que no me importaría vivir que te invitan a la poesía.

Claro que es importante viajar pero no estrictamente necesario. He conocido a personas que no se han movido de su entorno en su vida y son muy creativas. En mi caso viajar me ha ayudado a escribir muchas canciones y varios documentales como Madre India.  No es lo mismo  patearte las calles que sentado en el sofá delante de un plasma.  Sin duda tener la oportunidad de conocer otros países, sus gentes, su cultura es bueno para cualquier ser humano y te ayudan a sacar ideas que tenemos ocultas en el tarro de la basura.

¿Qué es lo que nunca falta en tu maleta?

Tengo que reconocer que viajar para los artistas a veces se convierte en algo insoportable, puramente necesario para sobrevivir.  Por eso cada vez que viajo intento llevarme varias cosas imprescindibles. Mi guitarra, el portátil y una cámara de vídeo. Tal vez parezca contradictorio porque ir ligero de equipaje seria lo suyo como dice Antonio Machado pero en mi caso cuando no me he llevado alguna de estas tres cosas he sentido que me faltaba algo. Sobre todo la guitarra. Debe ser mi alma gemela.

Definitivamente viajar es maravilloso y si es en buena compañía que os voy a contar.

-A ti no se te puede hacer la socorrida pregunta cuando se entrevista a un cantautor de que si eres más poeta que cantante porque está claro que eres las dos cosas, pero te la voy a hacer de otra forma. ¿Cómo te sientes más realizado, escribiendo poemas o cantando canciones? ¿Tal vez grabando videos?

Muchas gracias por el elogio que no sé si es merecido. Yo siempre me he sentido un hacedor de canciones y un aprendiz de poeta. Empecé haciendo canciones poniendo música a grandes poetas cuando llevaba pantalón cortito como dice la canción de Cafrune. Ellos, los poetas, fueron los que me metieron el gusanillo de escribir y poco a poco fui haciendo mis propias letras de canciones. No las he contado pero son ya varios cientos sin contar las que he tirado porque no me gustaban.

Fue más tarde cuando empecé a escribir poemas sin pensar en la métrica simplemente por el placer de escribir.

Hoy por hoy me siento bien en las tres facetas. Escribiendo poemas, haciendo canciones y realizando vídeos. Tal vez la mayor de las satisfacciones es ver terminado un vídeo donde las imágenes, la letra y la música se han convertido en poesía. La poesía visual ya forma parte de mi entorno creativo desde hace una década y de hecho son varios los discos donde no hay ni una sola palabra que me ha dado muchas satisfacciones y donde definitivamente hay poesía.

Las tres facetas son indispensables en mi vida pero  sin la música creo que no podría vivir.

 

-Es una intuición mía pero creo que tus poemas están escritos para ser leídos en silencio. ¿ Qué opinas sobre esta moda emergente de las poetry slam? ¿ De los poemas impostados más que recitados?.

A mi me parecería absurdo enfrentarme a un poeta como si de una competición se tratase. Como divertimento no esta mal y mi mayor de los respetos por esta nueva faceta, pero yo soy un llanero solitario.

Aunque he participado en algún que otro recital de poesía, no sé competir. Me parece una osadía.

A veces me gusta hacer letras de canciones con amigos. Compartir siempre es bueno pero yo por lo general para crear necesito intimidad.

Un recital solo de poesía me resulta algo pesado y creo sinceramente que acompañado de imágenes y música  de fondo en algunas partes sería un regalo para los oídos y para el espíritu.

Claro que depende también de quien sea el poeta o los poetas que recitan.

Recitar bien es una faceta muy complicada que muy pocos  elegidos tienen.

Puede ser divertido si se hace bien de lo contrario puede ser muy aburrido.

En mi caso suelo leer en silencio o cantando. También recito pero me cuesta más. Aunque no me cierro en banda y lo hago de vez en cuando en público.

Cuando han leído en voz alta mis poemas he sentido una sensación extraña y por lo general he dicho. ¿Eso lo he escrito yo?

Tanto si mi poesía se lee en silencio como si lo hacen en voz alta para mí ya es un regalo que lo hagan.

-Te vimos en Madrid en el día de la cultura, cantando, reivindicando como tú sabes, ¿Ves alguna salida al hundimiento programado de todo lo que suponga pensar?

Podría escribir un libro en defensa de la cultura y me quedaría corto. Por eso voy a intentar ser escueto.

Creo que un país sin cultura es un país enfermo.

Me encantó ser invitado a participar en el día de la cultura. Fue una manifestación hermosa con un lema precioso. TODOS SOMOS CULTURA.

Fue una fiesta que debería repetirse más a menudo porque hace feliz a todo el mundo. Hacía muchos años que no veía a la gente por las calles de Madrid con una sonrisa. Y esto es lo más maravilloso y la mejor imagen que un país o una ciudad da al exterior para que la gente venga a vistarnos.

Cualquier gobernante con un mínimo de sensibilidad debería apoyar a la cultura en todas sus vertientes.

No se puede estrangular a la cultura con unos impuestos tan altos y menos en época de crisis.

¿Cómo pueden quitar una asignatura tan importante como la música en los colegios?

No me cabe en la cabeza.

Si ellos no saben pensar que dejen a los que saben hacerlo.

-En el DVD tocas temas como la inmigración. En el tema Duele dices que te duele no saber cuánto duele ¿Crees que la sociedad está anestesiada ante estas cosas y por eso les cuesta ponerse en el lugar de los que sufren?

Antes de contestarte a esta pregunta quería agradecer las palabras de aliento que prologan a este nuevo trabajo discográfico y audiovisual  CD+DVD, La cuna del agua, de uno de los máximos exponentes de la cultura en nuestro país. Me refiero a mi querido amigo Luis Eduardo Aute.

Esa canción a la que refieres que forma parte de este trabajo la hice visitando la isla de Gorée en Senegal de donde hace siglos partían los barcos de los negreros llenos de esclavos apaleados para ser vendidos como ratas. Me contaron la historia, y aunque la sabía, verla in situ en la casa donde los hacinaban sin agua ni comida durante días, semanas y meses para luego apartarlos de sus familias me dejo sin aliento.

Hoy por hoy el problema de la inmigración es sobrecogedor.

Lo vemos todos los días mientras comemos como si fuera algo cotidiano. Tendría que haber un cambio profundo a nivel mundial porque sino vamos a la hecatombe. Los poderosos tienen la llave y la clave.

Pienso que a nivel individual la mayoría de las personas se sienten solidarias pero no saben como hacer para ayudar más. Hay personas y ONGs que hacen una labor extraordinaria, pero no es suficiente.

Es indigno que la gente pase hambre, es inhumano.

Estamos inmersos en nuestras propias miserias y aunque nos duele y mucho nos sentimos impotentes  y en alguna medida responsables porque pasen estas cosas.

Es un trabajo de todos poder paliar la inmigración pero sobre todo de los gobiernos.

Personalmente me duele. ¡Cómo no me va a doler!

Me duele la inmigración y tantas y tantas cosas. El maltrato a los perros por ejemplo que aunque no tiene nada que ver también me duele. El ser humano es un depredador insaciable. Tendrían que inventar una pastilla contra la ira que no dejara secuelas y nos convirtiera en verdaderos seres humanos.

-En otro tema del DVD, Derecho a Soñar, eres muy optimista con el fenómeno 15m, ¿crees que sirvió para algo? ¿No te parece que está un poco desactivado?

El derecho a soñar no es solo cosa de un movimiento, es algo más amplio, del día a día. Es el derecho que toda la sociedad tiene a tener un trabajo digno, una casa digna, una pensión digna y una educación digna. Y por supuesto el derecho a expresarse libremente.

Sin todo esto soñar se convierte en una pesadilla.

Claro que creo que sirvió para algo. La gente se manifestó de forma pacifica para decir lo que piensa, sin violencia, y esto es digno de admirar en un momento en que la corrupción política ha llegado a casi todas las instituciones dejando al pueblo indefenso y cada día más pobre.

Es indigno ver como echan a la gente de sus casas porque se han quedado sin trabajo y no pueden pagar la hipoteca pero  que encima tengan que seguir pagando a los bancos no tiene nombre.

Es indigno en un país civilizado que los chavales vayan a la escuela sin desayunar y a veces sin comer.

Es indigno que las personas mayores lo pasen mal después de toda una vida trabajando.

Es indigno que el miedo se instale en nuestros corazones y nos quiten el derecho a soñar por la avaricia de unos cuantos indeseables que han dejado el país patas arriba.

Cuando empiece a cambiar todo esto seré optimista. Derecho a soñar fue una canción que hice porque me alegró ver que la gente necesitaba expresarse y un soplo de aire fresco en una sociedad anestesiada es siempre de agradecer.

 

-Y ya por último ¿Sobreviviremos a esta década infernal o mejor nos montamos en un barco y nos vamos a Honolulú?.

Estas frases de dos de mis canciones aunque las hice hace algún tiempo siguen estando vigentes.

Y como quiero acabar esta entrevista de una forma positiva he de decir que siempre sobreviviremos a esta década mortal aunque nos lo estén poniendo muy difícil y tal vez nos tengamos que ir a Honolulu o a cualquier parte del mundo para seguir soñando y no morir en el intento. De hecho muchos ya lo están haciendo. Ojalá pase lo contrario y se arreglen las cosas para poder seguir ejerciendo nuestra profesión en este maravilloso país que es el nuestro. Que así sea y que todos lo veamos… porque ya va siendo hora.

Para ampliar información, ver vídeos, canciones, está la renovada web www.joaquinlera.com no dudéis en visitarla

email

Sobre chema