EL CASINO PASÓ DE LARGO

 Por Rafael Ruiz Nogal

Por aquellos años que describo a través de estas crónicas serranas, se produjo otro hecho curioso que tuvo a los gurriatos de San Lorenzo del Escorial con el alma en vilo – como se suele decir – desde el momento que corrió la voz de que el nuevo “Casino gran Madrid” cuya licencia acababa de dar el gobierno, se iba a instalar en este municipio. Exactamente en el que antaño fuera el mejor hotel de  San lorenzo del Escorial  Felipe II. El mencionado hotel llevaba varios años cerrado y la empresa propietaria se ilusionó con la idea de que le podían dar un nuevo enfoque y que además podía ser muy lucrativo. Así pues, se pusieron rápidamente en marcha con las licencias gubernativas y en los cambios que requería el hotel para convertirlo en ese gran casino. Por supuesto, anidaron en el corazón de los Sanlorentinos la idea, siempre anhelada de conseguir un buen puesto de trabajo en sus instalaciones.

Pasaron los meses con los comentarios altamente favorable al lugar elegido el mencionado hotel  Felipe II, incluso el día anterior de conocerse el resultado de la elección entre San Lorenzo del Escorial y Torrelodones – el segundo pueblo en lice – en una reunión de alcaldes de la zona, todos felicitaron al regidor Sanlorentino por la citada concesión. Pero, no resultó ser el vencedor de tener en su municipio el mencionado “Gran Casino”  que iba a suponer la erradicación del paro en este pueblo. La concesión fue a parar a Torrelodones. ¿Por qué? como siempre ocurre, intereses económicos y políticos hicieron que este municipio al estar más próximo a Madrid y junto a la autovía  de la Coruña era el sitio ideal para la implantación de este complejo de juego.

Diario 16 publicó una nota mía en la que exponía lo que se esperaba de este casino para combatir el paro, y como se había esfumado la última esperanza y los sueños rotos al no poder recuperar esos cientos de puestos de trabajo que llevaban pidiendo desde hacía muchos años sin que nadie les escuchara.

y hablaron de un hecho curioso referente a que la élite poderosa que tiene su residencia veraniega en los alrededores del que iba a ser “Casino gran Madrid” ya consiguió echar por tierra otro caso parecido en 1922, cuando la compañía constructora del Real Sitio de El Escorial se proponía instalar aquí otro casino y fue rechazado por la misma élite que desde hace muchos años habita este barrio

                                Hotel Felipe II  donde se quiso hacer el “Casino Gran Madrid”. Actualmente alberga la sede de los cursos de verano de la Universidad complutense madrileña durante los meses de julio y agosto.

email

Sobre admin