Historias de mi abuela: la receta de las torrijas

TORRIJAS

Nos encontramos en días de vacaciones para disfrutar la Semana Santa. Con el paso del tiempo se va evolucionando con respecto a otras décadas más rigurosas y con más devoción. Pero aunque se va evolucionando los que hemos vivido otra época de culto y tradición, seguimos en la línea de apostar por lo tradicional. Para mí no puede ser Semana Santa sin comer torrijas, visitar alguna procesión y ver alguna película clásica. Por eso en  este número comparto la receta de torrijas de mi abuela, que nos las hacía en estas fechas.

La receta de torrijas de leche seguramente es la más tradicional de todas. Por lo general, y por desgracia, es un postre más de los tantos que tenemos que han quedado relegados a una época determinada del año. Se pueden elaborar de muchas formas, con miel, vino.

INGREDIENTES

Pan para torrijas unos 750 gramos.

1 litro de leche, 100 gr de azúcar.

2 ramitas de canela.

Aceite de oliva y huevo batido para freírlas.

Azúcar y canela para terminarlas.

PREPARACIÓN

Lo mejor es utilizar un pan destinado para torrijas o bien pan que os haya sobrado del día antes pero como última opción.

Cortamos el pan rebanadas de más de un centímetro.

Calentamos la leche y añadimos las ramitas de canela y el azúcar. Lo mejor es dejarlo enfriar antes de empapar las rebanadas de pan ya que si no se reblandecen demasiado.

Una vez remojadas las rebanadas de pan las pasamos por huevo batido y las freímos en aceite de oliva bien caliente.

Las escurrimos bien y las ponemos en papel secante para quitar la sobra de aceite de oliva. Las rebozamos seguidamente en aceite en azúcar y canela (unas dos cucharaditas de canela en polvo por cada 100 gr de azúcar).

Se colocan en una bandeja y a disfrutar del manjar.

email

Sobre Sonia de la Fuente Jimenez